Martes, 26 Septiembre 2017 09:08

El origen de la almendra

Muchas veces nos hemos preguntado dónde está el origen del almendro. Sabemos que el melocotón comenzó a cultivarse en Persia, que el del manzano está en la zona del Cáucaso o del mar Caspio y que el olivo es un cultivo netamente mediterráneo. Pero, ¿y el almendro? No debe haber un consenso generalizado sobre el origen del almendro, pues según la fuente que se consulte nos encontramos con quien sitúa sus orígenes en Asia Central y quien lo hace en los alrededores del Mar Muerto.

Hay quien señala que las primeras almendras silvestres fueron localizadas en el yacimiento arqueológico de Gesger Benot Ya'agov, en Israel. Tendrían estas almendras silvestres unos 800.000 años de antigüedad, aunque en este caso se trataría de almendras silvestres, no cultivadas. Para encontrar un cultivo del almendro tendríamos que remontarnos 5.000 años atrás y ubicarnos en las regiones montañosas de Asia Central, donde se desarrolló una incipiente actividad agrícola relacionada con el almendro gracias a la proximidad de estas regiones con poblaciones silvestres naturales de almendro.

 

La Mesa Nacional de los Frutos Secos avanzó el pasado mes de junio que la producción de almendra para la campaña 2017/2018 alcanzaría las 56.513 toneladas, lo que supone un 23,21% más en comparación a la campaña anterior y un descenso del 2,1% respecto a la primera estimación realizada en el mes de mayo. Veremos si ese pronóstico se confirma cuando se haga balance de la campaña actual que ya está llegando a su fin. O no, porque mientras las previsiones -con cálculos exagerados de producción en nuestro país que siempre tienden a hacer bajar el precio de la almendra- se realizan puntualmente en mayo y junio, lo que nunca suele realizar la Mesa Nacional es una actualización / confirmación de esos datos al finalizar la campaña. ¿Por qué? Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Según la organización nacional de los frutos secos compuesta por Asaja, Coag, Upa, Cooperativas Agro-alimentarias de España y la Asociación Española de Organizaciones de Productores de Frutos Secos y Algarrobas (Aeofruse), la campaña debería haber sido un 28% superior a la media de los últimos cinco años, con Andalucía como la comunidad autónoma que experimentará la mayor subida (+57,38%, 16.525 toneladas).

En términos de crecimiento, le deberían seguir la Comunidad Valenciana (+42,61%, 6.275 toneladas), Murcia (+29,06%, 6.040 toneladas) y Cataluña (+25,97%, 4.579), mientras que Aragón es la segunda región, tan solo por detrás de Andalucía, con la mayor previsión de toneladas, 15.742, un 2,26% más respecto a la producción de 2016/2017.

Por el contrario, Baleares es la única comunidad autónoma para la que la Mesa Nacional de Frutos Secos previó una variación negativa, -18,52%, situándose en las 1.100 toneladas, frente a las 1.350 de la campaña anterior.

La organización señaló que -pese a la nefasta climatología que ha sufrido nuestro país, afectado por una sequía prolongadísima-, las previsiones de cosecha se mantienen en la "mayoría" de las zonas. Recordemos que la escasez de lluvias y algunas heladas fueron motivo para que se previera un descenso de producción en las estimaciones iniciales realizadas en el mes de mayo.

Cada uno, como decimos, que saque sus propias conclusiones.

Miércoles, 20 Septiembre 2017 16:41

Qué fácil es hacer unas almendras garrapiñadas

Siempre pensé que hacer unas almendras garrapiñadas era la cosa más difícil del mundo. No hay nada como tener almendras para darte cuenta de que nada más lejos de la realidad. Tres ingredientes básicos, una olla y paciencia para remover durante 10 minutos el agua, el azúcar y las almendras son suficientes para preparar uno de los dulces más tradicionales de nuestra gastronomía. A continuación, os dejo la receta que colgamos en el apartado 'recetas' de nuestro blog, donde el proceso queda perfectamente desarrollado e ilustrado en imágenes.

Alguien se preguntará qué almendras escoger. Creo que en este caso da igual. Una almendra de variedad comuna es tan válida para hacer unas almendras garrapiladas como una marcona y una almendra largueta. La cuestión es probar. Y por otra parte, frente al valor nutricional que aportan las almendras, no me preocuparía por las calorías. ¿Qué daño pueden hacer unas almendras garrapiñadas?

Pinchando AQUÍ tenéis la receta que os comenté. Sencillo y en menos de 20 minutos las tendréis hechas

Estamos terminando de recoger la almendra. La sequía ha hecho que este año apenas podamos hablar de una campaña media de almendra. Aún con todo, estamos satisfechos con el resultado, especialmente por la buena calidad que presenta el fruto. Como sabéis, las nuestras son 100% almendras cultivadas en terrenos de secano, donde no introducimos ningún elemento químico, ni fertilizantes artificiales ni mucho menos productos fitosanitarios. Labranza y cuidado mecanizado de la tierra son nuestros mecanismos de cultivo de nuestros almendros.

Las almendras que ya hemos recogido, tanto la almendra marcona, como la almendra largueta y la almendra comuna están ya secándose al aire libre. El viento que ha hecho los últimos días ha facilitado un secado natural y rápido, así que podemos decir que prácticamente están listas para ser enviadas a domicilio.

 

Aquí os muestro una imagen de cómo tenemos la almendra secándose al aire libre.

 

En pocos días estará lista para el envío directo a domicilio, después, eso sí, del proceso de seleccionado que vamos a empezar a realizar en los próximos días, un procedimiento que consiste en la retirada de las almendras que tienen la piel pegada a la cáscara y cuyo objetivo es que el cliente, una vez realizada la compra de almendra, reciba el pedido en perfectas condiciones.

Página 1 de 10