La importancia del ácido fólico

La importancia del ácido fólico

El ácido fólico o vitamina B9 es una de las vitaminas que ayuda al crecimiento de las células y a la producción de ADN, de ahí la importancia de que esté presente en el cuerpo de la madre embarazada. Se trata de una vitamina necesaria durante la etapa del crecimiento y también en el embarazo, pues tiene un relevante papel en la multiplicación celular, y previene lo que se conocen como defectos del tubo neuralcomo la espina bífida. En este sentido, la madre embarazada que está gestando precisa de la producción de tejidos para la formación del embrión y del feto, por eso la insistencia de los médicos en que se tome ácido fólico.

No obstante, además de tomar ácido fólico de manera directa, la madre embarazada puede optar por consumir productos que llevan vitamina B9. La contienen frutascomo el melocotón, el melón, las fresas y las naranjas, pero también en vegetales como la lechuga, las espinacas, los espárragos, el brócoli o el pepino. Y entre las legumbres, las lentejas son de las que más ácido fólico aportan.

Es importante consumir ácido fólico durante los tres meses iniciales de embarazo, y recomendable antes de quedar embarazada para que el cuerpo esté preparado para formar el nuevo ser.

El ácido fólico es beneficioso en muchos sentidos, ya que contar con suficiente ácido fólico reduce el riesgo a dar a luz de manera prematura, también reduce el riesgo de dar a luz un niño con bajo peso al nacer o que presente defectos de nacimiento en el cerebro, en la columna vertebral y en el labio y palato.

La ingesta de ácido fólico es una medida de prevención. Algunas investigaciones han puesto de manifiesto que disponer deácido fólico para recibir al nuevo bebé previene en un alto porcentaje la espina bífida, patología que puede provocar incluso algún tipo de incapacidad en el niño.

Alimentos ricos en ácido fólico

La ingesta de ácido fólico no solo beneficia al bebé, sino también a personas de todas las edades. El ácido fólico cumple un papel importante en la producción de los glóbulos rojos y, por esa razón, beneficia también a quienes padecen anemia. Está demostrado que puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y de algunos tipos de cáncer.

Esta vitamina se encuentra principalmente en vegetales de hoja verde, frutas cítricas, frijoles, vísceras y verduras. Además del melocotón y del melón, también se encuentra en los cacahuetes, garbanzos, judías, secas, lentejas, en espinacas, coles, en boniatos, en la lechuga. En cualquier caso, las legumbres, las verduras de hoja verde y las frutas son los alimentos que más ácido fólico contienen.

Compartir esta publicacion

Deja un comentario