Que no le den gato por liebre al comprar melocotón

Que no le den gato por liebre al comprar melocotón

Los consumidores oímos hablar de las bondades de un producto, de sus cualidades, características y escuchamos mil y una recomendaciones que nos invitan a comprar. Pero debemos estar atentos para que no nos den gato por liebre y si no para cerciorarnos de lo que estamos comprando. Ocurre con muchos productos, y uno de ellos es el melocotón de Calanda que, sobre todo, se tiene que saber que el melocotón de Calanda solamente se produce al final de la temporada, es decir, a partir de finales de septiembre, primeros de octubre y primeros días de noviembre. Todo lo que nos vendan antes, en julio, agosto o primeros de septiembre, NO es melocotón de Calanda. Veamos por qué.

Maduración entre el 20 de septiembre y primeros de noviembre

En primer lugar, el melocotón de Calanda es aquel que se produce a partir de las variedades de maduración tardía, es decir, en las semanas arriba indicadas. Dentro de las variedades que son consideradas melocotón de Calanda, encontramos varios grupos, en función de la época de maduración:

-Los melocotones llamados ‘San Miguel’ o tempranos, que maduran entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre.

-Los melocotones del Pilar, que maduran del 5 al 15 de octubre.

-Los tardíos, cuya maduración se prolonga entre el 15 de octubre y principios de noviembre.

Dependiendo del microclima en el que se encuentre el melocotonero, la maduración puede variar unos días. De la misma manera, también la climatología anual habrá influido en el adelanto o retraso de la cosecha.

La zona geográfica

Otro aspecto a tener en cuenta para saber que estamos comprando melocotón de Calanda es la zona geográfica de producción. Todo melocotón que no proceda del área conocida como Bajo Aragón histórico, que abarca varias comarcas de las provincias de Teruel y Zaragoza,, con 44 municipios, de una zona que, mayoritariamente, se encuentra en el Valle del Ebro.

Por otra parte, el melocotón que se vende con el marchamo ‘Calanda‘ debe de contar con la etiqueta que le identifica, puesto que se trata de una Denominación de Origen Protegida, creada en 1999, con su propio Reglamento y que cuenta con una imagen muy clara que identifica los productos.

En cualquier caso, uno de los aspectos que más identifica un melocotón de Calanda es su calidad. Las piezas de melocotónvendidas con el marchamo melocotón de Calanda deben cumplir unos parámetros muy específicos en cuando a calibre, color, dureza o cantidad de azúcar. En este sentido, señalar que los frutos deben estar sanos y limpios, y, por supuesto, han de haber sido embolsados

Compartir esta publicacion

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.