El 70% de las embarazadas no sigue los hábitos adecuados de alimentación