Biomasa como fuente de energía

BIOMASA ENERGÍA LIMPIA

Cáscara de almendra I Péllets I Astilla I Leña I Huesos de aceituna

CALDERAS CALEFACCIÓNBIOENERGÍA – ENERGÍAS LIMPIAS

Biomasa energía

La biomasa es toda aquella materia orgánica que usamos como fuente de energía. En la actualidad es la fuente renovable de energía que tiene un mayor potencial de crecimiento. Dentro de la biomasa tenemos una gran amalgama de materia procedente de la naturaleza, con enorme variedad de origen y de composiciones. No en vano, está generada por un proceso biológico, natural que permite usar determinados elementos de nuestro entorno como fuente de energía.

La biomasa es un combustible renovable que reduce el número de emisiones de CO2 a la atmósfera y que también es mucho más competitivo desde un punto de vista económico que el resto de combustibles fósiles. Pero otra de las ventajas que representa la biomasa con respecto a los combustibles fósiles es el factor de equilibrio y vertebración territorial que genera, a lo que hay que sumar la función que desempeña para la gestión del monte en el medio rural .

Origen de la biomasa

La biomasa tiene un origen vegetal o animal. Cuando se habla de biomasa estamos hablando de aquella materia orgánica que está producida por plantas y animales, principalmente restos de madera y de hojas, cáscaras de frutos secos, incluso excrementos de animales, restos de poda y otros restos procedentes de la actividad agraria.

Entre los combustibles de biomasa más importante que tenemos en nuestro país encontramos la leña, la astilla, el pellet, los huesos de aceituna y las cáscaras de todos los frutos secos, entre ellas, las cáscaras de almendra. Cada una de ellas tiene unas propiedades calóricas distintas y también un proceso de transformación diferenciado.

Vayamos con la leña , por ejemplo. De todas las anteriores, la leña cortada es la que suele utilizarse para calentar en estufas o chimeneas y se ha empleado habitualmente para dar calor en viviendas.

La astilla es el producto que resulta de triturar la leña, bien sea de origen forestal o agrícola, mientras que el péllet es un producto elaborado con forma cilíndrica que se elabora a partir de la astilla, del serrín, etc. Por último, los huesos de aceituna y la cáscara de almendra o de otros frutos secos ha proliferado en los últimos años como combustible como consecuencia del desarrollo de la industria de calefacción.

Avances y legislación

Conforme la industria de la biomasa y de los combustibles reutilizables se han desarrollado, con la proliferación de distintos sistemas de calefacción y estufas que utilizan este tipo de combustión, la industria transformadora ha perfeccionado más y más la materia prima. En aras de la estandarización y de la certificación del producto, los pellets, la astilla e incluso la cáscara de almendra han sido perfeccionados para garantizar una combustión cada vez más perfeccionada.

La legislación también ha avanzado en el mismo sentido, y en aras de mejorar la calidad de todos estos productos, se han desarrollado normativas relacionadas con la producción de péllet y astilla, así coo de los huesos de aceituna, de cáscara de frutos secos, etc. Se trata de las normas ISO 17225 para el primero y de las normas UNE 164003 y UNE 164004 para los segundos.

La bioenergía

Podemos clasificar la biomasa según distintos parámetros, pero atendiendo a su configuración, procedencia y estado en el momento de su uso, podemos encontrar distintas clasificaciones. No en vano, la  bioenergía es un tipo de energía renovable que se produce a partir del aprovechamiento de materia orgánica e industrial que tiene su origen en animales, plantas, restos o residuos..

Bionergía pellet

La bioenergía se produce por biocombustión o por transformación en otras sustancias, de ahí que se considere que producir energía a partir de la biomasa es un sistema ecológico.

La biomasa según su origen

La biomasa se puede clasificar según su origen, y de esta manera encontramos biomasa:

  • Natural:  Procedente de todo tipo de árboles, incluso matorrales, residuos procedentes de las podas en todas las plantas de cultivo posibles, de los bosques. Dentro de este apartado incluimos no solo los subproductos y restos forestales que no se pueden utilizar para la industria del mueble, pero que tienen un elevado poder calórico. Son las ramas de pequeño tamaño o las hojas, además de los restos de poda.
  • Residual: En este apartado encontramos los residuos de paja, serrín, estiércol, restos procedentes de los mataderos y hasta la basura que generamos. También en este apartado están las cáscaras de los frutos secos, los purines, estiércoles, los lodos de las depuradoras, etc.

La biomasa según la humedad

Según el porcentaje de humedad que tiene, la biomasa también se clasifica en:

  • Seca: Aquí se incluyen la cáscara de los frutos secos, la madera y leña, así como todos los residuos forestales, restos de las industria maderera y del mueble.
  • Húmeda: En este caso tenemos otros tipos de residuos procedentes, tanto de los aceites, como de los lodos de las depuradoras o incluso los purines.

Cálculo de los precios de la biomasa 2019

En España, para hallar el índice de precios de la biomasa doméstica se realiza trimestralmente una encuesta a las empresas que distribuyen al consumidor cualquiera de los productos considerados biomasa, esto es, pellet, hueso de aceituna y astilla, cáscara de frutos secos.

Los datos que le ofrecemos a continuación forman parte del Índice de precios de la biomasa que se actualizó en marzo de 2019. El precio medio está expresado en €/Tn y en €/kWh para diferentes formatos (1 saco, 1 palet, granel en basculante y granel en cisterna). Como hemos comentado, son precios medios para el cliente final calculados trimestralmente y que se han obtenido a partir de una encuesta realizada a distribuidores y fabricantes. Los precios incluyen IVA y transporte a unos 200 kilómetros de distancia.

A continuación puede ver una imagen con los precios de los últimos ocho años:

Fuente: AVEBIOM

Puede consultar o descargar todo el documento completo de los PRECIOS DE LA BIOMASA Y EL PELLET a continuación: