Almendra con cáscara natural y de temporada

Fruto seco procedente del campo

Almendra con cáscara natural y de temporada

La almendra en cáscara que vendemos en nuestra tienda online procede en su totalidad de nuestra explotación familiar agrícola. Toda es almendra de las variedades propias y autóctonas de la Península Ibérica, esto es marcona y largueta, además de almendra comuna, formada por un conjunto de variedades de almendra (guara, ferragnes, ferranduel, entre otras muchas, que no son largueta y marcona) . Recogemos la cosecha en el mes de septiembre, en pequeñas parcelas propias situadas en las comarcas del Matarraña y Bajo Aragón, al Este de Aragón y de la provincia de Teruel.

Recolección almendra natural en el Bajo Aragón
Recolección mecanizada de nuestra almendra marcona

Almendra con cáscara sin uso de fitosanitarios ni abono químico

Nuestra almendra es un producto 100% natural. No usamos fertilizantes químicos ni tampoco fitosanitarios de ninguna índole, ni pesticidas ni herbicidas, durante su cultivo y mantenimiento. Laboreo y esporga son las principales tareas con las que se realiza el cuidado de la tierra.

Hay muchos clientes que, antes de comprar almendra, nos preguntan por el uso de algún tipo de producto químico para su tratamiento. También sobre si es almendra ecológica o porqué no la vendemos como ecológica si no realizamos tratamientos químicos al árbol. Visto que hay muchas personas que se hacen esta pregunta, hemos decidido añadir en esta página una explicación para que aquí tengan una respuesta sobre estas cuestiones.

>>Sin uso de fertilizantes químicos ni productos fitosanitarios

Nuestra almendra (marcona, largueta y comuna) NO está tratada ni con pesticidas ni con herbicidas, ni siquiera le echamos fertilizantes químicos a los almendros. Nuestras parcelas de almendro solamente reciben fertilizante orgánico, y no todos los años y no todas las parcelas lo reciben cuando se usa. Al almendro se le hace una poda en noviembre y tres labranzas a lo largo del año. Finalmente, se recolecta en septiembre y octubre, en función de cómo van la cosecha del melocotón y la vid, que a veces coinciden en el mismo momento que la almendra. Después viene la recolección.

Todas las fincas de donde procede nuestra almendra son tierras de secano. El almendro sobrevive fácilmente. Es un árbol que se amolda muy bien a nuestro clima y terreno, y lo ha venido haciendo durante siglos, al igual que el olivar. Cualquiera que pase por el Bajo Aragón y Matarraña, que son las comarcas en las que están plantados nuestros almendros y olivos, verá que es un paisaje típicamente Mediterráneo en el que predominan frutales como el melocotonero y el cerezo, la vid, el olivar y el almendro.

Desde un punto de vista medioambiental, el uso de fertilizante orgánico única y exclusivamente es una garantía de calidad del fruto. Por otra parte, es LÓGICO que en el almendro de secano no se utilicen abonos químicos o tratamientos fitosanitarios con herbicidas y pesticidas por un motivo de viabilidad económica. La producción de una hectárea de secano muy bien trabajada y con árboles jóvenes en plena producción puede ser de unos 300 o 400 kilos por hectárea (si no ha habido heladas, sequía o graves afecciones por plagas, etc). Llegar a los 500 kilos por hectárea es una gran cosecha en la agricultura de secano, para ser claros y meridianos.

En una hectárea de regadío con una plantación de almendros las nuevas variedades autofértiles, las producciones pueden estar hasta en los 3.000 kilos por hectárea o más. Al menos eso es lo que dicen los viveristas y las organizaciones que defienden la sustitución de la variedad tradicional almendra y marcona -siempre más afectadas por heladas- por las nuevas variedades desarrolladas en laboratorios por los Centros de Investigación de nuestro país. La cuestión es que el almendro en regadío necesita de muchísimos tratamientos y abonados para llegar a producir esas ingentes cantidades de almendra. En un almendro de secano, usar esos productos, que son carísimos, convertiría la explotación en inviable económicamente.

Aquí arriba pueden ver dos imágenes de dos ramas de almendro, uno en secano y otro en regadío. La cantidad de almendra que tiene el primero es incomparable con la que presenta un almendro en regadío que está en plena producción y al que no le caben más almendras por rama.

>>¿Por qué NO vendemos nuestra almendra como ecológica?

Nuestra almendra NO se puede vender como ECOLÓGICA, a pesar de que no le echamos ningún producto químico, porque, para poder hacerlo, las fincas de las que se extrae el fruto han de estar registradas y supervisadas por el Comité Español (o aragonés) de agricultura ecológica, lo que requiere cierta tramitación y registro de toas y cada una de las parcelas para que este organismo pueda cotejar los datos y autorizar la clasificación del producto como ecológico. Nosotros como agricultores no hemos realizado esa tramitación, porque nuestros almendros están distribuidos en muchas parcelas, que suelen ser muy pequeñas, la mayoría de menos de una hectárea.

Legalmente, para que un producto se venda como ecológico debe tener un certificado de una entidad oficial o privada que esté garantizada. De esta manera, nuestra almendra en cáscara NO se puede vender u ofrecer a nuestros compradores con el marchamo de almendra ecológica.

Nuestros almendros, además, están integrados en campos de secano donde conviven con el olivar de variedad empeltre, otro cultivo tradicional de nuestra tierra. Es decir, el cultivo es tradicionalmente mediterráneo y las dos especies arbóreas están mezcladas en las parcelas.

La recolección de la almendra en cáscara, en septiembre

La recolección de nuestra almendra se realiza en el mes de septiembre. Con un paraguas adherido a un tractor, el fruto se recoge de manera mecánica. De forma paralela en que se produce la recogida del fruto en el árbol, a la cáscara de la almendra le extraemos la piel exterior. Lo hace la misma maquinaria que realiza la recolección.

Aquí tiene un breve video en el que puede ver cómo se recoge nuestra almendra de manera mecánica.

Seguidamente, realizados un secado natural al aire de toda la cosecha, un proceso que suele durar un par de semanas y que es indispensable para eliminar la humedad que pueda mantener la cáscara tras la recolección. Precisamente por ello, siempre recomendamos a los clientes que quieren comprar almendra que esperen a que pasen dos o tres semanas desde la recolección, ya que la almendra con cáscara habrá perdido parte de la humedad.

Terminado todo este proceso, se eliminan manualmente las incrustaciones de piel que pudieran haber quedado adheridas a la cáscara de la almendra. Igualmente, apartamos, también de forma manual, las conocidas como ‘almendras pelonas’, es decir aquellas que quedaron con la cáscara completamente cubierta de la piel exterior, dado que en muchas ocasiones la almendra que hay en el interior está ‘fallida’.

El resultado ha de ser el de una almendra con cáscara completamente limpia para poder empezar su comercialización y para que al comprador le llegue en perfectas condiciones, es decir, sin piel exterior y con su cáscara completa.

Otro video breve a continuación, del momento en el que estamos retirando las almendras pelonas o con la cáscara adherida. El proceso es manual y costoso, pero el resultado permite que podamos enviar la almendra de manera óptima.

Tras la venta de almendra a través de nuestra página web, los pedidos se envían a domicilio en bolsas malla de color blanco y dentro de cajas de cartón. No obstante, éste es un producto que viene directo del campo, y como tal se distribuye, ni se ha lavado ni centrifugado en maquinaria. La almendra llega en un estado óptimo, pero tal y como se recolecta del árbol.

Desconfíe del origen natural de los productos que encuentre en una frutería o en una tienda que están relucientes.

Sólo frutos secos con cáscara para garantizar la conservación

Nuestros frutos secos, concretamente la almendra con cáscara, son un producto fresco. Sólo comercializamos almendra de temporada. La que tenemos ahora mismo disponible fue recolectada en los meses de septiembre y octubre del año pasado. Nuestro stock de almendra se mantiene, como máximo, hasta el mes de agosto. Si llegado ese mes todavía nos queda almendra disponible de la cosecha, la distribuimos en el mercado mayorista, lo que nos permite iniciar la nueva temporada en el mes de septiembre desde cero.


Los frutos secos que tenemos a la venta en nuestra tienda online son productos de temporada. Todos están disponibles a través de la sección almendra en cáscara. Puede acceder directamente desde el botón inferior.

Acabas de añadir este producto a la cesta: