Las mejores estufas de péllet 2019

Selección de las mejores estufas de péllet 2019

Las aplicaciones térmicas de la biomasa se pueden realizar principalmente a través de calderas, estufas o chimeneas. Las calderas son los únicos equipos capaces de dar al mismo tiempo calefacción y agua caliente sanitaria, mientras que las estufas y chimeneas permiten calentar la estancia en la que se encuentran ubicadas. Hay alguna excepción en este sentido, ya que las termoestufas de pellet también permiten tener agua caliente sanitaria en la vivienda.

 

ESTUFAS DE AIRE

ESTUFAS CANALIZABLES

TERMOESTUFAS

 

Las calderas tienen, frente a las estufas y las chimeneas, unas posibilidades de aplicación muy superiores. Pueden instalarse tanto en viviendas unifamiliares como en comunidades de vecinos de cualquier tamaño.

Es por ello que encontramos una amalgama enorme de calderas de calefacción en el mercado, que abarcan desde 20 kilovatios (kW) hasta más de 1 megavatio (MW). En este sentido, para grandes comunidades de vecinos que estén situadas en la zona centro y norte de la península el sistema más factible de instalación es una caldera de calefacción de entre 400 y 500 kilovatios aproximadamente.

 

Normalmente, estas instalaciones suelen ir acompañadas de depósitos de inercia que permiten compaginar un funcionamiento estable de la caldera y una demanda de calor que varía a lo largo del día. Además, las calderas se pueden usar también en el sector industrial, bien para la producción de agua caliente o de vapor de proceso. Por otro lado, las estufas y chimeneas suelen instalarse en viviendas unifamiliares o locales comerciales, siendo las potencias más habituales de las estufas entre 8 y 15 kW.