Qué es un Jamón de Teruel

Jamón de Teruel

Jamón de Teruel es aquel que está elaborado a partir de cerdos seleccionados, criados y sacrificados según los criterios del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Jamón de Teruel.

Los parámetros que se siguen para su salazón y posterior curación están determinados por el Consejo Regulador, que realiza auditorías con el fin de garantizar que los jamones curados cumplen con lo establecido por el reglamento de comercialización que rige la Denominación de Origen.

Los jamones y paletas curadas y que están protegidas por esta Denominación de Origen son productos cárnicos obtenidos tras someter a las extremidades posteriores y anteriores del cerdo, a un proceso de salazón, lavado, post-salado, curado (secado-maduración) y envejecimiento.

 

jamon de teruel

 

Los jamones y paletas han de cumplir con unas determinadas características morfológicas.

  • Han de tener una forma alargada, perfilada y redondeada en sus bordes hasta la aparición del músculo, conservando la pata. Puede presentarse con toda la corteza o perfilado en corte en “V” cuyo vértice quedará alineado con el eje de la pata del jamón o de la paleta curada.
  • Su peso ha de ser superior o igual a 7 Kilos en los jamones y de 4,5 kilos en paletas curadas, al cumplir el tiempo mínimo de elaboración establecido.
  • En cuanto a sus Características sensoriales, la superficie externa de las piezas puede presentarse cubierta de mohos típicos o bien limpia y con aplicación de aceite o manteca.
  • La superficie ha de ser de color rojo y aspecto brillante al corte, con grasa parcialmente infiltrada en la masa muscular.
  • La carne tiene un sabor suave y delicado, poco salada.
  • En relación a la grasa, es de consistencia untosa, brillante, con una coloración blanco amarillenta, aromática y sabor agradable.

La calidad de los jamones de Teruel obedece a las condiciones en las que se encuentra esta zona geográfica.